viernes, 11 de marzo de 2011

SÍ, LE DARÁN UNA PENSIÓN POR HACER LA COMPRA

video

Un nuevo producto financiero con gran trasfondo Social: Los Planes de Pensiones por Consumo. ---------------------------------------------------------------

Usted como yo, es consumidor de nacimiento. Así es , desde el momento que vemos la luz somos consumidores de miles de productos y servicios lo queramos o no: la luz, el agua, el transporte, el parking, los alimentos, los muebles, el abono del fútbol, el periódico, las vacaciones en la playa, el coche, la ropa y por supuesto la adquisición más importante: la vivienda, por citar unas pocas. Consumir para el hombre moderno es como respirar o comer: necesario e inevitable. Por eso, cualquier mecanismo que se asocie al acto de consumir, tiene unas connotaciones económicas enormes. Los Planes de Pensiones por Consumo , se han ideado con la intención de dar al consumidor una gran motivación por consumir con una determinada tarjeta, una determinada marca o en un determinado establecimiento. La mejor motivación, una motivación definitiva: se le dará dinero. El mecanismo es sencillo pero poderoso: Todos los días consumimos bienes y servicios. Si se mantiene fiel durante mucho tiempo a determinada marca, un establecimiento concreto o a una determinada tarjeta, un pequeño porcentaje de sus compras se destinarán a un Fondo de Pensiones personal que la entidad depositaria (el Banco o Caja que sea) suma mes a mes al tiempo que lo invierte con total garantía y eficacia, para conseguir un capital muy respetable (o una renta) en la hora de su jubilación. En resumen, hemos descubierto a través de un mecanismo tan sencillo y proporcional, que a mayor fidelidad y mayor gasto personal realizado, conseguiremos un alto grado de seguridad económica. Eso es Bienestar de Consumo. Una nueva variable que el consumidor tendrá en cuenta en el momento de realizar su decisión de compra. Al igual que ahora se guía por la calidad, la marca, la cercanía o el precio, el que un porcentaje de su compra sea susceptible de incrementar su Plan de Pensiones, será un gran motivo de reflexión. Una idea imaginativa y totalmente viable, que revoluciona y condiciona el acto de consumir. Según la actual Ley de Planes de Pensiones, para poner en marcha esta iniciativa, es imprescindible contar no sólo con la colaboración, sino también con la implicación de una entidad bancaria ¿Quién será la que de el paso hacia el consumo del siglo XXI?

sábado, 5 de marzo de 2011

De interés para Am@s de Casa

Existen multitud de personas que no pueden cotizar a la Seguridad Social a lo largo de su vida, por ejemplo porque su tiempo lo han dedicado a cuidar de la familia y a la administración del hogar de forma permanente. A partir del momento que se implante PENSUMO (si es que algún Banco o Caja llega a hacerlo algún día), la orientación que den a sus compras ordinarias o extraordinarias los consumidores, conformará la reserva económica de su jubilación. El consumo familiar mensual excluyendo gasto en hipoteca y créditos está en torno a los 1400 Euros por familia al mes.
Si tan sólo la mitad de ese importe se canalizara adecuadamente a través de los Comercios adheridos al sistema PENSUMO, de 35 a 70 Euros al mes engordarán su Fondo de Pensiones que dependiendo de los años que permanezca en él y de las rentabilidades obtenidas, le otorgarán un capital importante o una renta mensual, a partir de los 65 años.
¿Cuántos españoles aportan más de 50 Euros mensuales a un plan de pensiones?
Realmente esto tiene mucho Interés Social.